Desfiladero de los Gaitanes

La verticalidad de sus paredes, que llegan a alcanzar los 300 metros de altura, y su escasa anchura, que no sobrepasa en la mayoría de las ocasiones los diez metros, convierten al Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes, también conocido como Garganta del Chorro, en uno de los paisajes más espectaculares de la sierra malagueña. El visitante quedará sorprendido por las dimensiones de este cañón de más de tres kilómetros de longitud, que divide al espacio en dos mitades.  Además, los amantes de la escalada encuentran en estas paredes numerosas vías abiertas para su práctica.