Cueva de Ardales

La Cueva de Ardales o de Trinidad Grund fue descubierta en 1821 gracias a un terremoto que dejó libre la actual puerta de entrada. El Enclave Arqueológico de la Cueva de Ardales, uno de los grandes conjuntos de grabados Paleolíticos de la Península Ibérica, se puede visitar a lo largo de la semana de martes a domingo, en un itinerario que comprende el Museo Municipal de la Historia y Tradiciones del municipio y la citada cueva, situada entre las localidades de Ardales y Carratraca, en un pequeño macizo karstico aislado denominado “La Serrezuela”, en la comarca de Guadalteba.