20

Febrero, 2020

Finca Solmark entrevista a Joaquín Aranda,

“El Coreano”

Desde que la finca abrió sus puertas, siempre nos sorprendió la actitud de una de las personas del pueblo que siempre apoyó nuestro proyecto y se apuntaba a las actividades de una forma discreta y humilde. Pero cuando empezamos a estrechar nuestra relación y a profundizar sobre su historia vital y su trayectoria profesional, nos quedamos perplejos del talento, creatividad, sutileza y elegancia que se escondía detrás de esa cara amable, aparte de descubrir un auténtico corazón con patas y un sabio filósofo. ¿De quién estamos hablando? De Joaquín Aranda. Aquí comienza nuestra entrevista.

Finca Solmark: Hemos visto en tus redes sociales que te autodenominas, Joaquín Aranda “El Coreano”. ¿De dónde viene ese nombre? ¿Por qué te gusta que te llamen así?

Es el apodo de mi familia paterna en Carratraca. Aquí en el pueblo usamos los apodos antes que el nombre, para reconocernos. La historia tiene que ver con la Guerra de Corea a principios de la década de los cincuenta. Mis tíos eran jornaleros y eran muchos, cuando iban a pedir trabajo, la expresión era: “¡Ahí llegan los coreanos!”, en plan sorna porque además eran rubios y de ojos azules.

Más tarde, cuando empecé a coordinador “La Fuente de Carratraca”, la revista local, una buena amiga (Juana “La Chola”) me sugirió añadir mi apodo al nombre para firmar las entrevistas, las ilustraciones y los cómics. Y lo cierto es que me gustó. Más adelante cuando empecé con las exposiciones de ilustración ya me presenté oficialmente con ese nombre. Y mucha gente en Málaga me conoce ya por mi apodo, igual que en el pueblo.

Finca Solmark: Vemos que tienes muy buena formación académica y que has estudiado incluso en Reino Unido un curso de arte y diseño de 2 años. ¿Qué es lo que te impulsó a salir al extranjero? ¿Nos puedes comentar un poco más sobre tu experiencia fuera de España?

Desde bien pequeño ya salía fuera de mi entorno. Lo hacía en mi pequeña habitación. Dibujando a todas horas y después devorando libros y cómics que te mostraban otros lugares, otras culturas, otras formas más allá del pueblo. El único recurso del que disponía a principio de los ochenta era la televisión y era buena televisión, había una parte educativa que fue ejemplo para mi generación. Tenía claro que antes o después daría el salto. Y esa oportunidad llegó en 2014. En un principio estaba barajando la idea de viajar a Dinamarca, pero la cosa giró a Manchester (Reino Unido).

La experiencia ha sido un Máster de Vida en toda regla y en todos los sentidos. Ha sido el detonante para que creciera como persona y como artista. Todo es nuevo, es un nuevo idioma que tienes que asimilar desde la base, aunque tengas nociones previas. Una cultura diferente y un modo de ver el mundo que me alucinó desde el minuto uno. Manchester es una ciudad muy cosmopolita. Hay gente de muchas nacionalidades y la mezcla cultural es muy importante, sobre todo para las disciplinas artísticas. Digamos que es cuando se agudiza el ingenio y te vuelves más listo, te espabilas, porque tienes que integrarte y seguir hacia adelante. Aconsejo a todo el mundo, tenga la edad que tenga, que si puede hacerlo, que pase una buena temporada fuera de su zona de confort. Es algo muy positivo.

Quiero añadir también, que una parte de mi corazón se ha quedado allí y que mi forma de ver el mundo es otra, desde que pisé suelo inglés. Las rosas inglesas son muy hermosas y saben cuidarlas.

Finca Solmark: ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo como diseñador? 

Sin duda alguna, todo el proceso creativo que conlleva hasta llegar al arte final. Desde la documentación previa, las pruebas de diseño, experimentación, materiales, todo eso.

Los procesos suelen ser diferentes según el trabajo. Con los trabajos de diseño gráfico los procesos son más analíticos y estás mucho más en contacto con el cliente, porque siempre hay cambios. En el caso de las ilustraciones siempre hay más margen y suele haber más libertad creativa. En cuanto a los cómics, todos los que he realizado, han sido sin intenciones comerciales ni expositivas, así que ahí es donde más disfruto. Soy yo y un papel en blanco, desde la idea inicial, elaboración de guion, composición de páginas, dibujos, color y arte final.

Finca Solmark: ¿Qué papel juega la creatividad en tu vida?

 

La creatividad es un modo de ser y de ver la vida, al menos es lo que pienso. Al ser el pequeño de tres hermanos, desde que tenía uso de razón me sentía bastante aislado, y a los tres años empecé a crear mi mundo. Usaba cualquier cosa, desde cartones de cajas para dibujarlas enteras, hojas de calendarios y después empecé con los muebles, cosa que no gustó mucho. No tenía acceso a Málaga y no podía comprar cómics, así que intentaba conseguirlos haciendo intercambios con mis amigos en el colegio. Y un día, me platee el tema de hacerlos yo. Y así empecé a dibujar cómics.

Ser creativo te da muchas posibilidades en muchos ámbitos, porque normalmente la creatividad va unida al querer seguir aprendiendo constantemente y eso te mantiene muy activo.

Finca Solmark: ¿Nos puedes nombrar a 2 ó 3 personas en este ámbito que te inspiren o sean para ti referentes?

 

Me marcaron mucho Jean Chalopin y Nina Wolmark que son los guionistas de la serie de animación “Ulysse 31”. Una coproducción entre Francia y Japón de 1981 (Dic Entertainment y Tokio Movie Shinsha). Fue fantástico el primer visionado de dicha serie, sobre todo por su calidad y su diseño de personajes. Actualmente no hay nada parecido.

También Richard Corben, un dibujante de cómics norteamericano que desembarcó en España y Europa gracias a Toutain Editions. Una agencia de cómics e ilustración catalana que fue un referente desde los años 70 hasta mediados de los 90. Este artista es un genio. Tiene 77 años y sigue en activo. Me encanta todo lo que hace, en especial su época underground.

Por último Leiji Matsumoto con 81 años y también en activo. Es un dibujante japonés creador de dos obras muy importantes para mí. Captain Harlock (1977-1979) y Galaxy Express 999 (1977-1981). Son mangas retro con un estilo muy particular que me fascinan.

Finca Solmark: Actualmente estás cursando un preparatorio de Máster en Animación 3D para videojuegos en Málaga. ¿De dónde te nace el interés por este sector del gaming?

 

Siempre he soñado con darle movimiento a mis dibujos. Desde bien pequeño soñaba con trabajar en el sector de la animación. Pero eran otros tiempos, tampoco tenía los medios para hacerlo. Así que estudié otra cosa. Pero nunca desistí de la idea. Cuando terminé mi Foundation Course en Manchester, estuve a punto de empezar a estudiar Animación en The Bolton University, pero al final no pudo ser. Hace un tiempo, conocí a Pelle Lundborg y me habló de las posibilidades de la industria del Gaming.

Te reconozco que para mí es un mundo nuevo, me quedé en la Gameboy de Nintendo y nunca más he jugado. Ahora se abren más oportunidades, estoy entrando en contacto con gente muy joven que tiene incorporado el videojuego en su vida cotidiana y su modo de ver las cosas me gusta. Siempre enriquece el contacto y el intercambio y eso te mantiene despierto.

El hecho de venir del mundo del arte 2D, hace que al principio sea complicado. Y todos los que estamos haciendo el curso comentamos lo mismo. Ya vemos las cosas en forma de polígonos, esferas y cubos. Será muy interesante aplicar estas nuevas técnicas a mis creaciones en el futuro.

Finca Solmark: Dentro de tus últimos trabajos, hay dos que nos llaman especialmente la atención. Sobre diseño de cartel publicitario del espectáculo de flamenco “Seeds” escrito y dirigido por Tigga Goulding, que se presentará en The Lowry Theatre los días 23 y 24 de marzo de 2020. ¿Qué nos puedes contar sin “hacer spoiler”? ¿Qué nos vamos a encontrar? ¿Cómo te surgió la oportunidad?

Tigga Goulding es una actriz nacida en Manchester y una apasionada de la cultura española, sobre todo apasionada de Andalucía, de Granada y del flamenco. Un buen día cogió su mochila, dejó el paraguas en Manchester y se fue al Sacromonte a aprender a bailar. El espectáculo va sobre eso, sobre el proceso de cambio de lo gris a lo claro, de la pasión por la danza y del cambio personal. Es también un documental que será difundido en varios países, entre ellos Reino Unido, España y Estados Unidos.

La oportunidad surgió porque mi exmarido la conoció en un curso de flamenco en el Instituto Cervantes de Manchester y después tuvimos una cena en casa. Ahí tuvimos la oportunidad de conocernos, de intercambiar muchas opiniones y muchos puntos de vista. Ella también es pintora y cuando vio mi obra, le gustó y me ofreció el trabajo. Para mí ha sido un regalo más que un trabajo, porque es un proyecto muy especial y hay muchas implicaciones emocionales en él. Le deseo toda la suerte del mundo y sé que la tendrá.

Finca Solmark: Con respecto al grupo alemán “Groenalund”, que actualmente está grabando su primer disco, les has diseñado su imagen corporativa, el logotipo e ilustraciones. ¡Impresionante! ¿Cómo se siente uno al poder trabajar de su pasión? ¿Y qué le seleccionen para un proyecto como éste, en el que tenemos entendido que se va a contar con la colaboración de guitarrista del grupo ABBA, Janne Schaffer y que las grabaciones tendrán lugar en Suecia, todo al más puro estilo ABBA?.

 

Bueno…a ver. ABBA ha sido un grupo que en mi caso particular me salvó de muchas cosas. Sobre todo en mi adolescencia. Era muy difícil conseguir material en ese entonces, porque no existía internet y porque muchas cosas simplemente estaban descatalogadas en España. Poco a poco pude reunir toda la discografía en CD’s y a partir de ahí, fue una progresión. He escuchado cada canción miles de veces. He analizado los instrumentos, las voces, los efectos de sonido, etc. Después llegaron los videos, la película, los documentales, los libros, etc. Y ya en Inglaterra fue lo máximo, allí son dioses. Y encontré mucho material. Soy un fan, lo reconozco. De hecho mis dos primeras exposiciones llevan el nombre de dos canciones del grupo.

A veces las casualidades se dan. Martin Gerke creador del grupo “Groenalund” contacto conmigo porque había visto las ilustraciones en Facebook. Me comentó el proyecto. Y es muy interesante, porque están usando un sistema de producción musical muy similar al usado en los años 70 por ABBA. Con instrumentos, sintetizadores, pantallas de sonido, etc. de la época. Me ofreció la posibilidad de diseño del logo y la ilustración para un primer tema “We Keep on Dancing”. Obviamente los dos somos fans del grupo, somos muchísimos en todo el planeta y no me lo pensé.

El proyecto lleva gestándose varios años, y el hecho de que sea grabado en Suecia con la colaboración de Janne Schaffer, va a ser la guinda del pastel. Martin y su equipo se lo están currando mucho y estoy encantado de haber aportado mi parte. Estoy deseando que saquen el disco.

Finca Solmark: Entre las muchas cosas que has hecho, vemos que hace tiempo trabajaste 3 años como coordinador, ilustrador, diseñador y articulista en “La Fuente”, un periódico de Carratraca. ¿Qué recuerdas de aquella etapa? ¿Qué te aportó estar involucrado en un proyecto del pueblo en el que naciste?

 

Sobre todo fue emocionante y recuerdo que había mucha ilusión por parte de todos los que formamos el equipo. “La Fuente” fue una revista continuativa de otra más antigua que se llamaba “La Torre” y que surgió a finales de los ochenta hasta principios de los noventa. Yo empecé a publicar mis primero cómics en esa revista, cuando era un niño. Tenía muchas ganas de sacar una publicación en papel y lo más cuidada posible en su diseño, para continuar de algún modo con el legado de la primera.

Me aportó muchas cosas. Lo más importante fue un conocimiento más profundo del pueblo. De su gente. Había personas que no conocía y a través de las entrevistas y de las diferentes secciones, pude sacar varios árboles genealógicos de las familias. Otro punto muy importante fue coordinar a las personas que formamos la redacción. Había una brecha generacional muy amplia, gente muy joven y gente mucho más mayor. La intención principal era involucrar al mayor número de vecinos para que tuviesen voz en cualquier tema. Y fue fantástico. Aprendí mucho y es algo que nunca olvidaré.

La línea editorial solo pedía implicación y responsabilidad, pero se dio cabida a toda clase de opiniones. Y gracias a eso se incorporaron varias personas que procedían de otros lugares y eso enriqueció mucho más el proyecto.

Aprendí a trabajar en equipo y a ser muy rápido elaborando los números que a veces eran dobles y tenían una periodicidad de cada dos meses, a veces hasta menos. Eso me dio mucha soltura en mis trabajos posteriores.

Para mí fue una época de renacimiento y después vinieron muchas cosas más.

Finca Solmark: ¿Crees que en Carratraca hay oportunidades de estudiar y formarse en disciplinas como el diseño gráfico, marketing, redes sociales, innovación,…y todas las nuevas asignaturas que están naciendo con la evolución de los tiempos y la digitalización?

 

Somos unos privilegiados por vivir en un pueblo tan cercano a Málaga. Y de contar con buenas comunicaciones para llegar a la ciudad. Yo siempre me he movido en bus y ahora el tema funciona bastante bien, desde que han cambiado de compañía. Te planificas y puedes aprovechar el tiempo cuando vas de viaje.

Hoy día con un ordenador y una buena conexión de internet, cualquiera que tenga ganas de aprender puede hacerlo. Hay muchos cursos online que se pueden seguir. Se pueden hacer muchas cosas. El problema que yo veo y estoy sufriendo es que las infraestructuras para eso están tardando en llegar aquí, si es que llegan. Y lo veo fundamental. Porque el sistema de trabajo está cambiando, y cada vez más, la gente trabaja desde su casa. En mi caso no tengo internet en casa y me tengo que ir al bar cada vez que tengo que enviar un trabajo o ver un vídeo.

Si hablamos de las nuevas disciplinas del ámbito del diseño, marketing o nuevas formas de comunicación. Tenemos un campus universitario a media hora y un parque tecnológico casi a la misma distancia.

De  modo general diría que las oportunidades existen, se dan en cualquier sitio. Pero hay que ponerle mucho empeño, mucha pasión y trabajar duro.

La formación en el campo que sea es fundamental y sobre todo el reciclaje, el seguir aprendiendo durante toda la vida.

Finca Solmark: ¿Si tuvieras superpoderes, como algunos cómics que sabemos que te gustan, ¿Qué tres deseos pedirías para un lugar como Carratraca?

 

Jajajaja…Primer poder y primer deseo: La multiplicación. Carratraca también está sufriendo la despoblación, que de forma general se está dando en mucha zonas rurales de nuestro país. Sería buenísimo que la población aumentase. Que llegase gente de fuera, dispuesta a quedarse y a integrarse con nosotros. Para crear un intercambio a todos los niveles que sume y que haga que el pueblo avance. Savia nueva, Ideas nuevas, Proyectos nuevos.

Segundo poder y segundo deseo: El poder de romper el techo de cristal. Creo que es muy importante salir fuera de tu entorno y darte una vuelta por el mundo un tiempo, después volver y comparar. Cuando se entienda que es mejor compartir y cooperar, las cosas cambiaran bastante, ya no solo en el pueblo, en todo el planeta. Mi deseo es que el pueblo progrese y que progrese de un modo inteligente.

Tercer poder y tercer deseo: El futuro. Me encantaría poder ver cómo estará el pueblo en unos 80 años. Estaría muy guay que fuese un lugar sostenible ecológicamente pero integrado en el futuro, con todos los avances que están por llegar.

Finca Solmark: Has venido a visitarnos a Finca Solmark ya varias veces y te vemos muy activo participando en las actividades que organizamos. ¿Crees que la gente de Carratraca está abierta a que gente extranjera que ha decidido instalarse allí pueda aportar una visión diferente de hacer las cosas o inspirar a los vecinos de la zona?

 

Málaga es conocida como una de las ciudades más acogedoras de Europa. Si de algo sabemos es de turismo y de relaciones con el resto del continente. Los malagueños tenemos un carácter abierto y cercano, por lo general. Hemos sido “conquistados” por mil pueblos a lo largo de la historia y eso nos ha enriquecido. Ahora me centro en el 2020 y en Carratraca: Los pueblos pequeños tienen su idiosincrasia. Éste no es una excepción. Contamos con un Balneario que a lo largo de muchos años ha recibido a forasteros de todas partes y eso hizo que la gente se acostumbrara a convivir con los foráneos. Pero opino que en las últimas décadas ha habido un retroceso en ese sentido, y también se han producido unos fallos de gestión por parte de las instituciones locales, entre ellas la privatización del Balneario y el famoso plan de urbanismo, que ha hecho que el pueblo esté cada vez peor. Veo mucho desencanto, puede que por muchos factores más que desconozca.

Actualmente sé que hay personas que apuestan por un cambio de visión. Y por una integración real de gente extrajera como es el caso de Finca Solmark. El proyecto es muy interesante y sinceramente creo que hemos tenido mucha suerte de haber sido elegidos. Necesitamos abrir puertas y que entre aire nuevo. Gente nueva con nuevas ideas y con ganas de llevarlas a cabo. Hay que dar facilidades. De lo contrario en 20 años o menos, solo quedarán personas mayores. Los jóvenes se van, como lo hice yo, porque no hay alternativa en estos momentos. Porque es muy complicado vivir aquí. Espero y deseo que mis vecinos sean capaces de valorar todo lo que tenemos y el potencial que podemos conseguir si todos ponemos de nuestra parte para colocar a Carratraca en el mapa y subir al pueblo muy arriba. Yo estoy dispuesto, lo tengo muy claro y sé que hay muchas personas en el pueblo que opinan lo mismo.

Finca Solmark: ¿Cuál es tu opinión en concreto del tipo de iniciativas que hacemos en la finca?

 

Muy positivas. El ecologismo no debe ser una moda, debe ser un modo de entender la vida. Mis padres son agricultores, como la mayoría de la gente de este pueblo. Y la tierra es el mayor tesoro que tenemos. Los recursos naturales deben ser la primera prioridad. De lo contrario terminaremos comiendo tarjetas de crédito de plástico dorado. Las actividades de limpieza son una muy buena iniciativa de concienciación para la gente grande y sobre todo pequeña, para que vayan aprendiendo y también un modo de conocer a gente e intercambiar impresiones con el vecino que de otro modo quizá no llegaría a producirse. Las próximas jornadas, como el mercadillo en la finca y la fiesta de vikingos y cangrejos tienen muy buena pinta. Sabemos poco del mundo nórdico, y es una muy buena oportunidad para seguir creando tomas de contacto. Enhorabuena.

Finca Solmark: ¿Alguna sugerencia o reflexión final que quieras mencionar para poner el broche final a la entrevista?

 

En primer lugar quiero dar las gracias a Finca Solmark por darme la oportunidad y por la entrevista.

Mi reflexión final y es algo a lo que últimamente le doy muchas vueltas es que nunca pensé en volver a España ni a Carratraca. Y por diferentes causas tuve que hacerlo. Llevo aquí un año y medio y progresivamente me he dado cuenta de que si estoy aquí es por algo, para aprender algo otra vez. Aquí estoy encontrando la serenidad perdida y a transformarme de nuevo. Vuelvo a compartir tiempo con mis padres y a tener tiempo para crear y estudiar.

Vuelvo a dar paseos por la sierra y a sentir la naturaleza. Y me doy cuenta del privilegio tan enorme y la suerte que tenemos de vivir en este pueblo.

Y desde aquí invito a todo el que quiera a que se dé una vuelta por nuestro entorno. Estoy seguro de que volverá.

Y para terminar quiero dar las gracias a mis amigos, especialmente a dos amigas que me salvaron el culo en su momento justo. Leo y Rocío os amo. Y a todos los amigos nuevos que estoy seguro iré conociendo a lo largo de mi vida.

Pongo el broche con un título de una canción de ABBA que siempre me ha encantado, y además está cantada en directo.

“The Way Old Friends Do”

SOBRE FINCA SOLMARK

Finca Solmark es un EcoTurismo Rural de origen hispano-sueco que se dedica a la fabricación, comercialización y exportación de aceite de oliva, aguacate y otros productos ecológicos a Europa. Dispone de un alojamiento rural con encanto y de varios proyectos de concienciación, divulgación y educación medioambiental.

 

Web: https://fincasolmark.com/

E-mail: hi@fincasolmark.com