30

Marzo, 2020

Finca Solmark entrevista a Enrique Viguera

Su trayectoria profesional es realmente brillante y ha convertido su pasión por la investigación en su modo de vida.

Se licenció en Ciencias Biológicas por la Universidad de Málaga (UMA) en 1991. Licenciado con grado (1993) en el Departamento de Biología Molecular y Bioquímica de la UMA. Doctor en Ciencias por la Universidad Autónoma de Madrid en 1996.
Investigador Ramón y Cajal en el Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) en 2002. Desde 2003 es Profesor Titular de Genética en el Departamento de Biología Celular, Genética y Fisiología en la Universidad de Málaga (UMA).

Su carrera científica se inició en la UMA en 1992 en el Departamento de Biología Molecular y Bioquímica de la Universidad de Málaga. Posteriormente se trasladó al Centro de Investigaciones Biológicas “Margarita Salas” (CSIC) en Madrid donde realizó su Tesis Doctoral especializándose en el campo de la duplicación del material genético. Siguiendo la carrera investigadora, realizó una estancia postdoctoral de casi cinco años en el Laboratorio de Genética Microbiana (INRA) en París especializándose en el análisis bioquímico y genético de la inestabilidad génica. En este laboratorio describió el mecanismo molecular por el que se producen las denominadas “mutaciones dinámicas”, que afectan a la inestabilidad de secuencias de DNA repetidas. Su publicación sigue siendo hoy día sin lugar a dudas uno de los artículos de referencia en este campo. De vuelta a España trabajó de 2001-2003 en el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA, asociado al NASA Astrobiology Institute) donde colaboró en la secuenciación del primer genoma bacteriano secuenciado íntegramente en España. Desde que se incorporó a la Universidad de Málaga ha realizado estancias de investigación nada menos que en el CNRS (Francia) y en la Universidad de Edimburgo (Escocia). Ha iniciado una colaboración con la Agencia de Regulación y Control de la Bioseguridad y Cuarentena en las Islas Galápagos (Ecuador) para la identificación de especies invasoras por técnicas moleculares.

Su investigación actual se centra en el estudio de las bases genéticas y moleculares de las denominadas «mutaciones dinámicas«, cambios en el DNA caracterizados por la deleción o amplificación de secuencias repetidas y relacionada con diferentes enfermedades en humanos (Ataxia de Friedrich, Enfermedad de Huntington, etc.). Ha puesto a punto la plataforma de genotipado y secuenciación en la UMA (Edificio de Bioinnovación, Parque Tecnológico de Andalucía) orientada a la identificación y diagnóstico de cambios en el DNA en muestras biológicas.

¡Su CV es interminable! Coordinador principal de la actividad de divulgación científica “Encuentros con la Ciencia” (www.encuentrosconlaciencia.es) realizada en la ciudad de Málaga. Promotor junto a otros tres compañeros del programa de apoyo a Altas Capacidades Intelectuales en la Universidad de Málaga GuíaMe-AC-UMA (www.guiame-ac.es). Es también miembro del grupo de divulgación y vocal de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular.

¿De dónde te viene tu interés por la Ciencia?

Debe haber algo innato… desde pequeño me han fascinado las ciencias en general… aprovechaba los cumpleaños para enseñar a la familia la incipiente colección de minerales, siempre iba a las bibliotecas públicas buscando libros de animales. Es muy importante tener personas a tu alrededor que te inspiren y que apoyen esas inquietudes. En mi caso, mi familia y las clases de Biología de una profesora en el BUP y COU. Creo que eso me decantó estudiar una carrera científica y posteriormente, mi espíritu inquieto hizo que me decantara hacia la investigación. Y el contacto directo con la Naturaleza también influye. Desde pequeño he estado recorriendo todas las montañas alrededor del pueblo de Carratraca, sus minas, sus rocas tan características, la flora que lleva asociada, ver cabras montesas a pocos metros de ti, un Martín pescador, las oropéndolas que llenaban de color y sonido los veranos…

¿Qué consideras desde tu punto de vista que debería hacer España para hacerse fuerte en ciencia, tecnología e innovación?

Desde hace tiempo venimos sufriendo una serie de recortes en investigación tremendos. Esto hace que investigadores que hemos formado y que ahora realizan sus etapas de especialización en laboratorios extranjeros no puedan volver a España. Es una sinrazón. Las personas mejor formadas, con capacidad de abrir nuevas líneas de investigación, de generar nuevo conocimiento y de conseguir fondos para investigar, las dejamos escapar. Y cuando llega alguna crisis como la provocada por un Coronavirus que lamentablemente estamos sufriendo estos días, nos damos cuenta de que todo nuestro tejido productivo basado en el turismo se viene abajo. Espero sinceramente que lo único positivo de estos días sea poner en relevancia la importancia de la investigación y la de tener a personal muy especializado.

Estamos enamorados de la iniciativa “Encuentros con la Ciencia”. ¿Nos puedes explicar un poco cómo nace y qué tratáis de hacer con las actividades que organizáis?

En el año 2004, doce años después de haber abandonado Málaga, conseguí por oposición una plaza de profesor titular de Genética en la Universidad de Málaga. Vi la necesidad de comunicar la ciencia a la sociedad malagueña fuera del ámbito académico. Gracias a la interacción entre varios profesores de universidad y de enseñanza media comenzamos un ciclo de conferencias científicas con el apoyo de Ámbito Cultural de El Corte Inglés. Durante las XVII ediciones que llevamos hasta la fecha, el proyecto ha ido ampliándose y buscando nuevos retos de forma que en la actualidad es una plataforma para la realización de actividades de divulgación y práctica científica en colaboración con distintos agentes (institucionales y privados) y organizaciones. Su objetivo de hacer accesible a la sociedad la investigación que se desarrolla en los centros de investigación, sensibilizar a la ciudadanía y al ámbito educativo no universitario acerca de la importancia de la Ciencia, implicando a la propia comunidad científica en la difusión del conocimiento.

Contempla dos ámbitos de actuación dirigidos a un público general con un amplio abanico de intereses por la ciencia, con actividades en salas de conferencias y a pie de calle en entornos urbanos y naturales, y en el ámbito educativo ligado a centros de enseñanza y dirigido a estudiantes y a su profesorado. Se trata de una estructura consolidada con una sede, un público fiel, que constituye un contexto en el que poder desplegar el conjunto de acciones diseñadas para el desarrollo del proyecto y la consecución de los objetivos.

Hemos asistido recientemente a la preciosa exposición, “Bichos: el mundo de los insectos”, que habéis organizado junto con el Museo de la Biodiversidad (Universidad de Alicante- Ayuntamiento de Ibi). ¿Crees que aún estamos lejos de entender la importancia que tienen los insectos en nuestras vidas?

Los insectos son el grupo más abundante y diverso de todos los seres vivos. Generalmente los asociamos a enfermedades y plagas, pero son altamente apreciados por sus beneficios directos para el ser humano como productores de sustancias útiles (seda, cera, miel) y por su papel en el mantenimiento de los ecosistemas gracias a la polinización, el reciclaje de nutrientes y el control biológico de plagas. En esta exposición mostramos su enorme diversidad a través de su morfología, sus ciclos reproductivos y su percepción del entorno;

Los paneles informativos se acompañan de una muestra de objetos ilustrativos como réplicas de insectos a escala aumentada, cajas entomológicas, material de apicultura, vídeos, dispositivos de captura y un “hotel para insectos”.

Lamentablemente, hemos tenido que suspender con las plazas llenas la excursión de minerales que teníamos programada hacer con tu colaboración y Juan Carlos Romero (Minerales y Tesoros de la Tierra). ¿Qué puede encontrar la gente en este tipo de actividades?

 Ir al campo acompañado de un especialista, botánico, zoólogo o en este caso un geólogo, te hace ver el entorno de una forma diferente. Cuando vamos a la base de la Sierra del Alcaparaín, encontramos unas rocas muy características: las peridotitas. Son rocas que han surgido del Manto de la Tierra, a unos 70 km de profundidad y han sido sometidas a unas presiones y temperaturas tan altas que la roca ha sufrido grandes transformaciones que son visibles a simple vista. Cuando haces la visita de la mano de un geólogo experto imaginas estos procesos, los tremendos movimientos alpinos por los que ha aflorado ese material a la superficie. Además, asociado a éste se encuentran yacimientos minerales estratégicos y de alto interés industrial como el níquel, cromo, hierro, platino, grafito, vermiculita o talco.  La salida incluye la visita al distrito minero de cromo-níquel de los parajes de Jarales-Cerro Minas, principal centro productor de níquel de España durante la segunda mitad del siglo XX, identificaremos muestras de rocas y minerales in situ. Por la experiencia, ya te adelanto que es tremendamente estimulante para los asistentes.

¿Cómo ha afectado a los alumnos la suspensión de las clases presenciales en la Universidad de Málaga esta cuarentena? ¿Estamos preparados para la Educación Online?

A todos nos ha pillado con el paso cambiado. Afortunadamente, en la Universidad de Málaga llevamos más de diez años trabajando con el alumnado a través de un campus virtual donde subimos las presentaciones de clase, cuestionarios o incluso los podemos evaluar on-line. Evidentemente, no es lo mismo que una clase presencial. Lo que no puede ser reemplazado es la parte práctica de laboratorio. Esta parte se va a ver claramente afectada.

Imaginamos que con el Coronavirus, hoy más que nunca se hace necesaria la investigación científica. Aunque este tema da para mucho, ¿nos puedes resumir cuáles están en marcha? ¿se ha llegado ya a alguna conclusión que se pueda compartir?

Lo bueno de esta pandemia es que estamos viendo una colaboración a nivel mundial sin precedentes. Investigadores que muestran sus resultados libremente, antes de publicarlos en revistas especializadas, centros de investigación que cooperan, empresas que ponen a disposición sus librerías de fármacos. Además, creo que como nunca se está poniendo en relevancia la necesidad de la investigación y el conocimiento científico. Nosotros, los humanos, que hemos sido capaces de enviar naves más allá del Sistema Solar, que hemos escrudiñado el interior del átomo, de repente todo nuestro modo de vida se ve tambalear por un pequeño virus que viene a recordarnos que formamos parte de la Naturaleza. Afortunadamente, los avances que se producen son espectaculares… en sólo seis días se identificó al agente infeccioso y ya se están poniendo a punto diferentes estrategias como tratamientos antivirales o desarrollo de vacunas.

¿Se piensa lanzar alguna iniciativa desde la UMA para conocer mejor el virus y cómo combatirlo?

 Desde la UMA hemos colaborado en el envío de material de protección a hospitales y puesto a disposición de las autoridades el personal formado en las técnicas de identificación del virus por RT-PCR. Nuestro grupo de investigación junto con otros investigadores hemos planteado la posibilidad de colaborar en el análisis bioinformático del material genético del virus que nos pueda dar información sobre sus tasas de mutación.

Hemos tenido la suerte de verte en la Finca ya muchas veces, apoyando nuestras actividades y sugiriendo siempre iniciativas de divulgación científica y medioambiental. ¿Crees que con nuestra labor podemos inspirar a otros?

 Siempre que puedo os pongo como ejemplo de una agricultura respetuosa con el medio ambiente: control exhaustivo del gasto del agua, energía solar, etc. Y aparte destacaría la labor de concienciación: apadrinamiento de olivos, etc. De hecho, las excursiones que tenemos planteadas incluyen una visita a la Finca Solmark para que el público pueda ver este ejemplo in situ.

Como buen científico, estás muy concienciado con la educación ambiental. ¿Algún proyecto o idea que sea interesante para que nuestros clientes y amigos puedan contribuir a paliar el cambio climático?

 Siempre tendemos a pensar que nuestra contribución individual a frenar el cambio climático es tan ridícula que no merecería la pena el esfuerzo… las famosas 3 R: reduce, recicla y reutiliza…reciclar la basura, utilizar electrodomésticos de alta eficiencia energética, energías renovables, transporte público o de bajas emisiones, pero si son muchas personas las que se conciencian, al final la suma de muchas unidades empezaría a dar resultado.

SOBRE FINCA SOLMARK

Finca Solmark es un EcoTurismo Rural de origen hispano-sueco que se dedica a la fabricación, comercialización y exportación de aceite de oliva, aguacate y otros productos ecológicos a Europa. Dispone de un alojamiento rural con encanto y de varios proyectos de concienciación, divulgación y educación medioambiental.

 

Web: https://fincasolmark.com/

E-mail: hi@fincasolmark.com